Mensajes de Dios

En esta oportunidad te presento unos mensajes de Dios, el cual podrás compartir con tus familiares, amistades y seres queridos.  Qué bonito es alabar a nuestro amado Dios.

Este día Dios escogió las flores más radiantes, bellas y hermosas; y las convirtió en bendiciones para ti.

Las bendiciones son como el agua, refrescan la vida y fortalecen el alma, por eso recibe hoy de parte de Dios un manantial de bendiciones.

El amor que te da Dios y tu alegría, son los elementos básicos para conquistar y llevar una bella vida.

Sabes… Acabo de hablar con Dios y le pedí que mañana te diera un lindo “Día“, pero que primero te adelantara una linda “Noche“.

Sólo contigo, he sido capaz de hacer realidad cada uno de mis sueños. Gracias a ti mi Señor.

Enamorarme de ti mi amado Dios, ha sido la cosa más hermosa que me ha pasado en la vida.

Lo que Dios tiene preparado para ti es mucho más valioso que cualquier tesoro jamás visto.

No pierdas la fe en Dios, pues Él nunca te abandonara y te acompañara hasta en lo imposible.

Dios, tú eres nuestra salvación, todo lo puedo y creo en ti, que me falte todo pero no mi fe. Oh bendito Padre, gracias por tu amor infinito y verdadero.

Dios, eres grande y misericordioso. Gracias te doy todos los días por escuchar mis oraciones y no desampararme. Amen.

Tú sabes que aunque no podamos vernos ni aquí ni allá, siempre podrás contar conmigo, soy Jesús, no me aparto ni te olvido.

Sonríe así tengas un día muy malo. Levántate aunque te hayas caído. Ama aunque te hayan herido, y jamás olvides que soy tu Dios y siempre estaré contigo.

Eres una antorcha encendida de Dios para todos aquellos que te rodean, nunca decidas rendirte, porque muchos necesitan que tu luz brille siempre.

Si llegas a sentir que todos se han marchado y te dejaron solo, no te desanimes, refúgiate en Dios que Él sí sabe por lo que estás pasando.

Encomiéndate a Dios cada día al salir de casa y cada tarde al regresar, pues Él va contigo a todos lados y no te desampara.

Recuerda que Dios no pondrá exceso de carga en tus hombros, Él sabe con cuánta carga puedes continuar.

Aférrate a Dios y a la vida aunque tropieces una y mil veces más, después veras que valió la pena seguir adelante para alcanzar la victoria.

Perdona de corazón todo aquello que te ha herido y te hizo mucho daño, regocíjate en Dios, que allí obtendrás la paz que necesitas.

Cuando te sientas triste y perdido, mira hacia el cielo, allí está Dios en la altura consolándote.

Dios nos ama a cada uno de nosotros como si fuéramos uno solo.

Dios nunca dijo que el viaje sería fácil, pero sí dijo que la llegada valdría la pena.

El trabajo de Dios hecho a la manera de Dios nunca carecerá de los suministros de Dios.

Dios se encontrará contigo donde estés para llevarte a donde Él quiera que vayas.

No es tonto el que da lo que no puede guardar, para ganar lo que no puede perder.

No hay nadie que sea insignificante en el propósito de Dios.

Nadie tiene un amor más grande que este: dar la vida por sus amigos

La forma del verdadero amor no es un diamante. Es una cruz.

La naturaleza del amor de Dios es inmutable. El nuestro lo alterna todo con facilidad. Si tenemos el hábito de amar a Dios con nuestro propio afecto, nos volveremos fríos hacia Él cuando seamos infelices.

Cuando la Biblia habla del amor de Dios por nosotros y del tipo de amor que debemos tener por él y por los demás, la palabra es siempre apage, lo que significa un compromiso de actuar.

Dios es amor, y como amor puro, Él siempre es inclusivo, y creo que nosotros también deberíamos serlo.

Dios es amor. Él nos ama y nos persigue con ese amor. Y cuando experimenté su amor, pude compartir ese amor con otros. Aprecio el amor que Dios tiene por mí.

Dios ha sido bueno con los hombres. Dio a su único hijo sus almas para salvarlas.

Incluso cuando dudamos, Dios cree en nosotros y nunca se da por vencido.

Dios te ama. Quiere que tengas éxito. Quiere lo mejor para ti.

Pídele a Dios que lo proteja y que proteja tu matrimonio. Pídele bendición y misericordia

No hay lugar demasiado oscuro para que la luz de Dios penetre y no hay corazón demasiado difícil para ser incendiado por su amor.

Pero yo prodigo un amor indefectible durante mil generaciones a los que me aman y obedecen mis órdenes.

Aunque nuestros sentimientos van y vienen, el amor de Dios por nosotros no.

Entender el amor de Dios es reflejarlo en medio de un mundo lleno de odio

Cuando Dios pone amor y compasión en tu corazón hacia alguien, te ofrece la oportunidad de hacer una diferencia en la vida de esa persona.

Realmente creo que Dios es amor, uno de profundo afecto y gracia y perdón e inspiración.

El legalismo dice que Dios nos amará si cambiamos. El evangelio dice que Dios nos cambiará porque nos ama.

Nunca puedes escapar de la Gracia de Dios porque cuando huyes de ella, corres hacia ella.

La vida es demasiado corta, el mundo es demasiado grande, y el amor de Dios es demasiado grande para vivir de forma ordinaria.

Puedes llamar a Dios amor, puedes llamar a Dios bondad. Pero el mejor nombre para Dios es compasión.

Confía en Dios, pero no apresures tu paso pueda ser que Él no te siga, tampoco camines detrás, pueda ser que no te guíe, mejor toma su mano y caminen juntos.

Gracias mi amado Dios por la familia que me otorgaste, dale salud a cada uno de ellos y llénalos de paz y amor.

Que mejor manera de proteger a tus hijos que explicarle la palabra de Dios.

Mi Señor, te pido que cuides de mí y de mi familia, cuando la noche cae y cuando el sol se asoma.

Papito Dios, te pido que guíe los pasos de mis hijos y seres queridos, y no te desapartes de ellos, Amen.

Dios bendito, resguarda de todo peligro y asecho a mis padres, hermanos y tíos. Ilumínales con tu luz cada día. Amen.

Agradecida con mi Dios, por mi familia y amigos, que a pesar de las circunstancias siempre estamos unidos para salir adelante.

Este cargamento va lleno de amor, paz, salud, prosperidad y bendiciones para ti, tu familia y amigos, recíbelos, pues Dios es el chófer.

Tantas veces le he fallado a Dios, y aun así, Él me premia con el amor y apoyo de mis hijos, gracias amado Padre, por tu misericordia.

No hay nada más satisfactorio que la paz infinita que Dios me da junto a mi amada familia, una vez más te alabo mi Dios.

Dios de las alturas me inclino ante ti, para alabarte y glorificarte, para agradecerte una vez más por mi familia, amigos y seres queridos, por darnos tanta bondad.

Amados seguidores, espero haberles ayudado en recitarles algunos mensajes de Dios, tema profundo para desarrollar. No olvides hacer tus oraciones todos los días y no solo cuando lo necesites.